Autoridad Portuaria de Almería

 

   Inicio

LA AUTORIDAD PORTUARIA DE ALMERÍA RECUPERARÁ LA ANTIGUA LONJA PARA UN CENTRO QUE FOMENTARÁ LA COMERCIALIZACIÓN DE PESCADO

•         El proyecto, según destaca Mari Carmen Ortiz, “complementará la primera subasta de la Lonja, contribuirá a la generación de empleo y revitalizará los barrios próximos”
 
•         El Puerto ha solicitado a la Junta de Andalucía que colabore en la puesta en marcha del centro de venta con recursos del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, cuyo presupuesto es de más de 580.000 euros

 
Almería, 24 de enero de 2019
 
La Autoridad Portuaria de Almería trabaja en un proyecto para la recuperación del edificio de la antigua Lonja del Puerto Pesquero de Almería –actualmente en desuso-, en el que pretende crear un centro de segunda venta de pescado, que complementará la actividad de la primera subasta que se realiza en la Lonja. El objetivo del proyecto, según ha explicado la presidenta de la Autoridad Portuaria, Mari Carmen Ortiz, “es proporcionar al sector pesquero de Almería un instrumento para fomentar la comercialización y la exportación de productos de la pesca –tanto los que se subastan en la Lonja, como de otras especies- y contribuir a la generación de empleo, principalmente el femenino, con la incorporación de la mujer al sector de la pesca”.

     En este sentido, y con el objetivo de favorecer el acceso de mujeres a la actividad  pesquera, el proyecto contempla poner en marcha un taller de formación gestionado por mujeres del sector. En el taller, entre otras actividades, se impartirá formación práctica en manipulación de pescado, fileteado, envasado, marketing y elaboración de productos de IV gama.

     El proyecto contempla la remodelación del edificio de la antigua lonja -un ejemplo de la arquitectura de los años sesenta y setenta del siglo pasado-, aplicando rigurosos principios de sostenibilidad. Para la habilitación del edificio se emplearán técnicas constructivas en las que se utilizarán contenedores marítimos y otros materiales reciclados -como la madera-, con el fin de  conservar la imagen original del edificio.

     Asimismo, el proyecto aprovechará el diseño bioclimático del edificio existente, que permite tanto la iluminación a sur como la ventilación natural cruzada a norte, para evitar en lo posible el uso de sistemas de climatización manteniendo la temperatura adecuada para la manipulación del pescado.

     La distribución del espacio ha sido diseñada para facilitar la circulación peatonal y mecánica, con el fin de  de mejorar tanto las condiciones de trabajo de los usuarios como la fluidez de los movimientos de pescado para preservar al máximo su calidad.
 
Taller de formación
En la nave, con una superficie de 1.400 metros cuadrados, se instalarán 20 contenedores que se habilitarán para 16 puestos de venta de 20 metros cuadrados, que incluirán una oficina independiente de 6,50 metros cuadrados; una cámara de congelación de 116 metros; cámaras de frío de 174 metros cúbicos; oficinas de gestión y de administración; un taller de formación con 10 puestos multimedia; un puesto de prácticas en manipulación, fileteado y envasado de pescado; y una oficina de asesoramiento técnico.

         Las instalaciones contarán con red wifi para que todas las operaciones -desde la recepción del pescado a su expedición- se registren en soporte digital. Cada puesto de venta dispondrá de un punto de pesaje con báscula y PDA con impresora inalámbrica. Los compradores llevarán una tarjeta RFID de identificación por radiofrecuencia y código de de barras. Dos puntos de información proporcionarán a los compradores en un solo documento todas las compras realizadas y la documentación necesaria de cara a su transporte. El sistema de venta digital también integra la facturación, gestión de cobros, liquidación a vendedores y gestión contable.

    Todas las instalaciones estarán certificadas y se instalará un sistema de luminarias de la nave tipo LED de bajo consumo y máxima eficiencia. Los sistemas de aire acondicionado también serán tipo ‘inverter’ con categoría ‘A’. Está prevista asimismo la utilización de bocas de riego con pulverizador para garantizar el ahorro de agua. La solera y las paredes de la nave serán tratadas con resina epoxi para garantizar la impermeabilidad así como su limpieza eficiente. Todos los productos de limpieza previstos serán biodegradables y con sello ecológico de la UE.

Dinamizará el entorno del Puerto

Mari Carmen Ortiz está convencida de que este proyecto de la antigua Lonja, junto a otras actuaciones que definirá el Máster-Plan para el proyecto Puerto Ciudad, “además de impulsar el sector de la pesca, contribuirá a la dinamización del entorno del Puerto Pesquero de Almería y al desarrollo de los barrios próximos”.

     El presupuesto previsto para la puesta en marcha del proyecto ronda los 580.000 euros, una inversión para la que la Autoridad Portuaria espera contar con la colaboración de la Junta de Andalucía. Para ello ha presentado una solicitud acogiéndose a la línea de ayudas para el ‘Desarrollo sostenible de la pesca en Andalucía’ que ofrece la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible, dentro del Programa Operativo del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca.



 

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información INFO.