Introduction

El Puerto de Almería acoge dos cursos profesionales de Mercancías Peligrosas

Personal de la APA y de empresas consignatarias y estibadoras han participado en los cursos impartidos por el Centro de Formación Internacional Marítimo

El Puerto de Almería acoge dos cursos profesionales de Mercancías Peligrosas

Autoridad Portuaria de Almería

• Personal de la APA y de empresas consignatarias y estibadoras han participado en los cursos impartidos por el Centro de Formación Internacional Marítimo

El Puerto de Almería ha acogido esta semana dos cursos profesionales de Mercancías Peligrosas -uno sobre Manipulador de Carga y Descarga y otro de Operador de Muelle o Terminal-, en los que han participado más de 20 personas, principalmente cargos intermedios de la Autoridad Portuaria y de empresas consignatarias y estibadoras que operan en los puertos de la capital y Carboneras.
Los cursos, de 40 horas de duración, están homologados por la Marina Mercante y el organismo público Puertos del Estado, y han sido impartidos por el Centro de Formación Internacional Marítimo, organismo homologado con más de 20 años de experiencia en la formación de personal de puertos y compañías marítimas de España, y bomberos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Almería.
Con estos cursos, celebrados en el Varadero y el recinto de Mantenimiento del Puerto de Almería, la APA pretende que las operaciones que desarrolla tanto su personal como el de la Comunidad Portuaria se realicen con todas las medidas de seguridad y con el menor riesgo posible de accidentes.
En el Puerto de Almería, a diferencia de otros puertos españoles, solo se realizan pequeñas operaciones de carga y descarga de mercancías peligrosas, ya que la industria de la provincia apenas utiliza dichos productos. La mayor parte de las mercancías que se manipulan en el recinto portuario almeriense son nitratos y ácidos, utilizados como fertilizantes por el sector agrícola, según precisa el jefe División Seguridad y Prevención de Riesgos de la APA, Juan Molina Hernández.