Autoridad Portuaria de Almería

Memoria 2020

Carta del Presidente

Jesús Caicedo Bernabé
Presidente de la Autoridad Portuaria

El año 2020 ha sido un año muy difícil. La covid-19 ha marcado nuestras vidas y, desde luego, ha condicionado la vida de la Comunidad Portuaria. Como todos los puertos de España y del mundo, los puertos estatales de Almería y Carboneras han visto alterada su actividad, como consecuencia de las medidas adoptadas por las Administraciones públicas para luchar contra la pandemia.

Las restricciones a la movilidad de las personas aplicadas por la mayor parte de los Gobiernos desde mediados de marzo han supuesto un serio contratiempo, sobre todo, para el tráfico de pasajeros, una de las principales actividades de puertos como el de Almería, que es el segundo de España con mayor movimiento de personas en la Operación Paso del Estrecho.

El Puerto de Almería, que inició 2020 con un esperanzador incremento de pasajeros (más del 10%), vio quebradas sus expectativas con la pandemia, y ha cerrado el año con un 86,7% menos que en 2019. La cancelación de la OPE y la limitación del servicio de los ferris con el norte de África prácticamente al transporte ro-ro de mercancías, ha arrojado un balance de 127.008 pasajeros, frente a los 957.975 del año anterior.

El tráfico de mercancías arroja también un saldo negativo, con una caída de un 14%. Sin embargo, los motivos de este descenso no están en las medidas frente a la pandemia, sino en la paralización de la actividad de la Central Térmica de Endesa de Carboneras y la consiguiente cancelación de la importación de carbón, así como en la disminución de las exportaciones de cemento desde Carboneras. En total, los puertos que gestiona la APA han movido casi 5 millones de toneladas de mercancías.

Sin embargo, si se excluyen estos datos negativos del Puerto de Carboneras, el comportamiento general ha sido positivo, sobre todo en la dársena comercial de Almería, que arroja un crecimiento de un 5,66%, con más de 2,97 millones de toneladas. La exportación de yeso, los productos laminados, la mercancía general en contenedor, los productos agroalimentarios y los de la industria auxiliar de la agricultura son los que más han pesado en este incremento.

Y es que, en unos tiempos tan difíciles como éstos, nuestros puertos han demostrado, como nunca, que son unas infraestructuras imprescindibles y esenciales a la hora de garantizar la cadena de suministro para que las empresas puedan seguir funcionando, así como para asegurar el abastecimiento de bienes a la población.

 

Obras y proyectos

El año 2020 ha sido también un ejercicio productivo en obras y proyectos, que, sin duda, contribuirán –ya lo están haciendo- a mejorar y ampliar los servicios portuarios, y ayudarán a salir reforzados de este escollo.

Entre otras actuaciones culminadas, están las pantallas atrapa-polvo en el Puerto de Carboneras; el Fondeadero para pequeños barcos pesqueros en el Puerto de Almería; la adaptación de muelles para el suministro de Gas Natural Licuado a buques; la Terminal para Vehículos Pesados; y la ampliación del acceso al Puerto por Pescadería.

Asimismo, se ha dado un impulso definitivo a proyectos como el de la ampliación del Muelle de Pechina y la conexión con el Dique Exterior; la planta fotovoltaica de la Estación Marítima; el faro en Mojácar; la nueva sede para la Policía Portuaria, la Guardia Civil, la Policía Nacional y otros colectivos portuarios; y el Centro de Segundas Ventas de Pescado. También está ya en redacción el proyecto de ampliación y adecuación del Muelle de Levante para tráfico de cruceros y la recuperación ambiental del frente marítimo de las Almadrabillas, un estudio fundamental de cara al desarrollo del Puerto-Ciudad, un proyecto que tendrá como avanzadilla la creación de un paseo peatonal sobre el Cable Inglés.

 

Agradecimiento y apoyo a la Comunidad Portuaria

Ninguno de los logros alcanzados ni los proyectos en marcha se habrían conseguido sin el trabajo y la entrega del personal de la Autoridad Portuaria, y sin la contribución de las personas y entidades que conforman la gran Comunidad Portuaria, que, frente a la adversidad, han conseguido que nuestros puertos sigan activos. Por este motivo, desde el momento en que se declaró la pandemia, la APA dispuso una serie de medidas de apoyo a clientes y proveedores -la ampliación del plazo del ingreso de la deuda tributaria, la reducción del plazo de pago de facturas a proveedores, y la reducción de determinadas tasas-, de manera que puedan afrontar en mejores condiciones las consecuencias de la lucha contra la covid, una lucha en la que hemos contado con la colaboración impagable de la Unidad Militar de Emergencias y de la Legión en labores de desinfección de las instalaciones portuarias.

Y en este breve balance de 2020, quiero tener un recuerdo especial para J. Daniel Pérez Williamson, nuestro amigo ‘Dani’, que falleció en agosto, pero que nos ha dejado una huella imborrable, tanto por sus cualidades humanas, como por la gran labor empresarial que desarrolló como director-consejero de la consignataria J. Ronco y Cia, y como miembro del consejo de administración de la APA.

MEMORIAS

Dinos qué buscas

También te puede interesar